Tener pizarras blancas en tu empresa es algo que te permitirá tener una gran versatilidad, porque podrás capacitar a tu personal fácilmente. Siempre será mejor optar por una pizarra magnética, porque este tipo de pizarras cuentan con el mayor rendimiento, y podrás utilizar imanes como apoyo para darles más versatilidad.

Sin embargo, debes tener en consideración que existen algunos cuidados que te permitirán darles a tus pizarras la mayor durabilidad posible. Por este motivo, te invito a seguir leyendo este post, para que puedas saber exactamente cómo cuidar la superficie de las mismas.

¿Cómo cuidar la superficie de las pizarras?

Para que puedas cuidar adecuadamente tus pizarras debes tener en consideración algunos consejos que resultarán fundamentales. Dentro de los principales a tener en cuenta están:

Borra bien la superficie

El correcto borrado de tu pizarra es algo que debes tener en consideración, porque debes borrar tu pizarra de una forma adecuada. En todo caso, debes asegurarte de que el rotulador esté completamente seco antes de que puedas borrarlo para evitar la acumulación de pigmentos en la superficie.

Además, debes utilizar un borrador de alta calidad, porque así te asegurarás de que tendrás siempre unos buenos resultados. Por lo tanto, debes asegurarte de borrar correctamente la superficie para que no tengas que preocuparte por las manchas en la superficie.

Usa rotuladores borrables

Es muy importante tener en cuenta que el rotulador que escojas debe ser siempre los elementos que sean de la mejor calidad. En todo caso, se recomienda que no utilices rotuladores permanentes en la superficie, porque a pesar de que se puedan borrar podrán causar manchas permanentes.

Por este motivo, siempre lo más recomendable es utilizar un rotulador que sea completamente borrable con base acuosa. De esta forma, evitarás cualquier tipo de inconveniente, y conseguirás así los resultados esperados, porque la superficie no se manchará.

Mantenimiento con químicos

Es muy importante el mantenimiento con químicos de la superficie, y este puede variar dependiendo de la superficie. Revisa el manual de tu pizarra y sigue las recomendaciones del fabricante para hacer la limpieza de una forma correcta por lo menos una vez al mes.

Pero, para evita las manchas y acumulación de residuos en la superficie puedes hacer un mantenimiento semana. Este se puede hacer con un paño humedecido con un poco de alcohol y agua, para que elimines el exceso de residuos, y que así la pizarra pueda permanecer blanca por más tiempo.

Por andres