Un Viaje a la Época de los años 60

Este año ha sido un gran éxito para la industria del cine, durante los seis primeros meses del año, los espectadores han podido disfrutar de grandes estrenos, muchos de ellos taquilleros que lograron recaudar millones de dólares en taquilla.

Una de las grandes producciones que podemos ver es la película Once Upon a Time in Hollywood, un drama que nos transportará a la época de los años 60, dirigida por el afamado Quentin Tarantino, reúne todo un elenco de grandes actores como Leonardo DiCaprio y Brad Pitt, entre otros.

En esta cinta Quentin Tarantino nos trae la historia de la época en la que Charles Manson y su familia, comenten el brutal asesinato de Sharon Tate, pero mientras este fatídico suceso tuvo lugar, también se estaban produciendo a la par, grandes cambios en el cine.

Charles Manson fue el líder de la conocida secta denominada, la familia Manson, criminal estadounidense, sectario y músico aficionado, en el año 1971 Manson fue hallado culpable de conspiración y asesinato de siete personas en total, entre las victimas estaba la actriz Sharon Tate.

Pero con este filme Quentin Tarantino nos trae una gran declaración de amor, de hecho muchos críticos indican que es la mejor que se podría haber hecho para esa época y para el cine.

Grandes Nombres reunidos en una Película

Solo Quentin Tarantino pudo reunir estos grandes actores en un mismo filme, comenzando con los actores principales, Brad Pitt, Leonardo DiCaprio y Margot Robbie, pero esta lista de estrellas no termina aquí, también tenemos otros actores en papeles medianos y chicos.

Como, Al Pacino, que le da vida al viejo agente Marvin Schwarz, Emili Hirsch quien interpreta al amigo de Tate, Jay Sebring; tambièn encontraremos a la gran actriz Margaret Qualley en el papel de Pussycat, esta es una de las chicas que conforman el clan de Manson.

Estos son los actores que màs se destacan a lo largo del filme, pero están otros que tienen papales poco participativos como Kurt Russell, Dakota Fanning, Bruce Dern y Michael Madsen.

Para la producción de esta película se invirtieron noventa millones de dólares y hasta la fecha se han logrado recaudar en Estados Unidos alrededor de 114 millones de dólares, esto sin contar con los ingresos que se han tenido en el extranjero, los cuales rondan por los 65 millones de dólares.

Tarantino afirma que está pronto a retirarse, que solo le queda por hacer una última película, su gran obra.