Un Correcto Mantenimiento es la Clave

Para la época del verano son muchas las familias que optan por comprar una piscina desmontable para instalarla en el jardín, ya que son mucho más accesibles y no requieren de ninguna modificación u obra en el jardín de la casa.

Son bastante prácticas, pueden trasladarse a donde se desee y desmontarla cuando llegue el invierno o cuando ya no se necesiten, viene en diferentes tamaños, formas y materiales, y son accesibles para cualquiera.

El mantener las piscinas desmontables limpias es muy importante, básicamente su mantenimiento es similar al de una piscina de obra, mantener una piscina limpia le asegurara baños limpios y libres de infecciones tales como la conjuntivitis y la otitis.

Estas suelen ser las infecciones más comunes que suelen propagarse en el medio acuático; para mantener la piscina se debe llevar a cabo una rutina de limpieza y aplicar químicos, que la mantendrán libre de algas, bacterias, polvo, insectos o cualquier otra cosa que pueda afectar el estado del agua.

Igual se debe vigilar el nivel de PH del agua, lo ideal es que se, sitúe entre los 7,2 y 7,6.

Igualmente se debe mantener un nivel óptimo de cloro en el agua para evitar la proliferación de bacterias.

Como Limpiar una Piscina Desmontable

Las piscinas desmontables son la opción para quienes desean disfrutar de una piscina de manera barata y sencilla, es habitual querer usarla durante el mayor tiempo posible o mientras el buen clima lo permita.

Durante ese lapso de tiempo se deben utilizar determinados productos que mantengan la higiene de la misma y el agua, el contar con un buen filtro de agua es ideal para eliminar la suciedad que va quedando en el fondo de la piscina, así se evita el tener que cambiar el agua constantemente.

Adicional al filtro es necesario utilizar algún producto que ayude a desinfectar y mantener el agua en buen estado, libre de hongos y bacterias, como por ejemplo el cloro, es uno de los más usados, puede usarse en pastillas o en polvo.

Otro producto utilizado es la sal o el oxígeno activo, ambos muy eficaces en la eliminación de bacterias, también se debe hacer uso de alguicidas, para mantener la piscina libre de algas.

Otro buen aliado es el floculante, esta ayuda cuando el agua se ha vuelto turbia, este producto actúa sobre la suciedad y hace que las partículas sean de mayor volumen, facilitando su eliminación por medio del filtro.