Ejercicios aeróbicos para principiantes

Una vez que nos decidimos a ejercitar nuestro cuerpo debemos iniciar con la práctica de ejercicios sencillos y de intensidad entre moderada y baja durante un lapso prolongado. Entre ellos encontramos una serie de movimientos aeróbicos ideales para principiantes, los cuales podemos practicar tanto en casa como al aire libre.

Los deportes aeróbicos aportan diversos beneficios a personas sin ningún tipo de entrenamiento deportivo, en este sentido, no se necesita un mayor esfuerzo ni el uso de equipos o elementos especializados pero sí resultan muy beneficiosos para la buena salud de nuestro cuerpo en general.

Existen pulsómetros que ayudan a controlar estas actividades. Entre ellos, los relojes Garmin con GPS son los más conocidos.

Ejercicios aeróbicos para principiantes

Toda persona que se inicia con entrenamientos de ejercicios aeróbicos podrá ejecutar una diversa serie de los mismos según señalamos a continuación:

Zancadas tradicionales: Se trata de un ejercicio bastante común y muy fácil de realizar, en vista de que se lleva a cabo parándonos erguidos, dando un paso bastante largo hacia atrás y flexionando un poco la pierna que queda adelante. Puede iniciarse en ciclos de cinco repeticiones por cada pierna.

Paso lateral y patada trasera: Este es otro ejercicio muy sencillo para iniciar un entrenamiento aeróbico. Consiste básicamente en pararse derecho, con las piernas un poco flexionadas, ubicando los brazos en posición parecida a la defensa en boxeo y lanzando una pequeña patada hacia atrás. Se debe realizar en series iniciando por cinco en cada pierna.

Elevar las rodillas: Este es otro movimiento que nos ayuda a aumentar nuestra fuerza corporal de forma paulatina. Consiste en pararse erguido, con las piernas un poco abiertas y elevar las rodillas hasta el punto máximo posible, más o menos hacia la cintura. También debe realizarse por series de pocas repeticiones e ir aumentando paulatinamente.

Salto doble y puñetazo: Este ejercicio consiste en pararte derecho, con las piernas un poco flexionadas. Las manos deben colocarse en posición de defensa en boxeo y se hacen dos saltos pequeños hacia un lado, lanzando finalmente un puñetazo al frente con el brazo del lado contrario al que se hicieron los saltos.

Sentadillas: Este ejercicio es muy común. Se trata de pararse erguido, con las piernas un poco abiertas a la altura de los hombros y flexionar las rodillas, bajando todo el cuerpo hasta un ángulo de 90° aproximadamente.

Running estático: Este es un ejercicio tradicional que puede hacerse de dos maneras:

  1. Pararse erguido, con las piernas cerradas y comenzar a elevar las rodillas en un movimiento rápido, tal como si estuviéramos en una carrera. También puede iniciarse con pocas repeticiones e ir aumentando paulatinamente.
  2. Se realizan movimientos de pierna como las tijeras, una pierna adelante y la otra atrás, en movimientos rápidos que también pueden hacerse en serie.

En este ejercicio ambos brazos deben elevarse y bajarse a medida que se van moviendo las piernas. Es un poco más exigente que los anteriores pero también ayuda mucho a aumentar la resistencia muscular de todo el cuerpo.

Estos son algunos de los ejercicios aeróbicos que podemos realizar cuando empezamos un entrenamiento deportivo, los cuales nos ayudan a ir aumentando paulatinamente la fuerza de los músculos, para incrementar levemente nuestra resistencia.