Cambio de neumaticos

Con la llegada del mal tiempo todos pensamos en lo mismo, pensamos en que no haya goteras, pensamos en proteger nuestros bienes de las inclemencias del tiempo, pensamos en poner bajo cubierto nuestras pertenencias y así proteger todo lo que queremos del mal tiempo. Los temporales hacen mucho daño, sobre todo a las zonas costeras, a los lugres con mar, en estos sitios suele haber destrozos ocasionados por la virulencia del mar, las olas contra las rocas, contra el paseo marítimo, contra los chiringuitos…

Pocos son por desgracia los que toman precauciones en lo que al coche se refiere. Los temporales suelen traer en el mejor de los casos nieves, fuertes nevadas que hacen impensable la conducción sin cadenas. Pues bien los que lo tienen en cuenta se esfuerzan por tener el coche en las mejores condiciones y para ello sustituyen los neumáticos de verano por los de invierno para poder ir más protegidos por lo que pueda pasar. Esto lo hacen sin problemas en neumaticosxpoco.es donde consiguen los neumáticos a unos precios realmente bajos y así pueden hacer el cambio y dejar de preocuparse de si se llevan cadenas o de por donde poder circular y por donde no.

Solo bastan unos minutos de tu tiempo para dejar el coche en las mejores condiciones posibles, ya solo quedará que lleves los neumáticos con la presión adecuada esto hará que las ruedas den mucho rendimiento y las puedas tener varios años, solo tendrás que cambiarlas por las de verano cuando llegue la primavera e igualmente volver a cambiarlas cuando vuelva a llegar el frio. En Irlanda por ejemplo, solo las usan de invierno ya que prácticamente los doce meses del año hay un tiempo más bien frio y apenas ven el sol. En otros países como en el nuestro, las usamos de las dos porque los veranos son cálidos y los inviernos fríos, cada vez mas.

Lo mejor para estar preparados en cualquier ocasión es seguir las recomendaciones de las autoridades y si el temporal es muy fuerte lo mejor es no salir con el coche a no ser que sea imprescindible u de ser necesario tener en cuenta los neumáticos que se llevan y en el caso de no ser los adecuados colocar siempre las cadenas a las ruedas para evitar percances de los que podemos salir muy mal parados. La conducción siempre debe de ser segura.