Los recursos literarios y las sentencias populares

refranesysusignificado-net_03

Los recursos literarios son técnicas especiales de figuración retórica y planteamientos de estilos que utilizan los escritores para marcar cualidades únicas en los textos, con el fin de comunicar de forma bella y creativa. A la vez le dan variabilidad expresiva tanto al lenguaje hablado como al escrito.

Entre estos instrumentos lingüísticos tenemos: exageración o hipérbole, símil, humanización o personificación, metáfora, onomatopeya, entre otros.

Explicarlos todos sería muy extenso de colocar en una pequeña reseña como esta. Sin embargo, podemos decir que existen refranes que cuentan con estas herramientas, al ser tan populares, sus estructuras los presentan de manera natural encontrándose implícitos en ellos.

La mayoría de estos dichos son metáforas sencillas de la vida, y esto se debe al ser originados por el pueblo para explicar experiencias vividas o conductas repetitivas de los seres vivos. Pero dentro de estas pequeñas metáforas hay plasmadas estas técnicas como la exageración o la hipérbole.

Definitivamente estas expresiones tienden a exagerar al ser ejemplos para marcar algo que sucedió y que no se debe olvidar. En fin, podemos tomar un refrán y colocarlo dentro de casi cualquier recurso literario.

Como sentencia metafórica se tiene: “A caballo regalado no le mires el diente” quiere decir, que aquello obsequiado no debe criticarse o exigirse.

Si buscamos un ejemplo de exageración: “Tanto quiso el diablo a su hijo que le saco un ojo”, significa que recriminas pero a los hijos a quienes resguardas les permites todo, siendo una mala forma de instruirlos.

Si buscamos un refrán con símil: “Hijo de tigre, pintito” quiere decir que los hijos suelen tener las mismas actitudes de los padres.

Existen otras figuras lingüísticas como el epíteto, aliteración, paralelismos, ironía, etc. Esta última es muy utilizada en los refranes, y sin importar el origen siempre presentan una melodía, ritmo y hasta un poco de humor.

Por ejemplo, los refranes populares españoles cuenta con mucho del humor e ironía, así tenemos uno de sus más famosos “El que fue a Sevilla perdió su silla”, expresa que un tercero puede apropiarse de un bien o derecho que le pertenecía a otro, porque este último, ya sea por ausencia, desidia u olvido, lo perdió.

Finalmente estas técnicas muy bien aplicadas, hacen que la escritura se convierta en toda una obra de arte literaria.

El mejor escribano echa un borrón” – Cualquiera puede cometer un error, aunque seas una persona experta en el asunto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *